Mujer Poderosa. 25 Desafíos para cumplir en tu mes.

Llegó el día de la mujer, y  en honor a este mes, te traemos estos 25 súperpoderosos, fabulosos y divertidos desafíos diarios, que te ayudarán a convertirte en la mejor versión de ti misma.

¿Y la mejor parte? No tienes que detenerte porque Marzo termine. Incorpora estas poderosas elecciones de vida dentro de cada día de tu año.

  1. Haz cumplidos a otras mujeres

Cada día de este mes, rétate a ti misma a combatir la malicia con cumplidos. Ve más allá del superficial “Amo tu falda, ¿Dónde la conseguiste?”, y alaba a tus amigas y colegas con observaciones acerca de sus cualidades interpersonales como inteligencia, determinación y sentido del humor.

  1. Aprende una nueva habilidad

Ya se trate de aprender un nuevo idioma, aprender a cocinar,  o simplemente aprender cómo deshacerse de la molesta notificación de “No hay suficiente espacio de almacenamiento”, superarse a sí mismo es una de las muchas formas de empoderarnos.

      3. Colorea fuera de las líneas

A las mujeres a menudo se les enseña a ser educadas, tranquilas y obedientes- básicamente a colorear dentro de las líneas de la vida. Rompe las reglas escritas para sentirte cómoda y libérate de las expectativas de género en tu vida.

4. Deja de disculparte por tu belleza natural

Si sales de casa desaliñada y con la cara lavada, es muy tarde para decir lo siento. Y por qué deberías? Sigues siendo bella sin retoques.

  1. Infórmate sobre alguna mujer poderosa en la historia

Desde Catalina la Grande hasta Eleanor Roosevelt o Lucille Ball, hay tantos modelos increíbles para la mujer moderna de todas las edades. ¿La mejor parte? Puedes aprender fácilmente sobre ellas a través de sus memorias. Si bien no todas son para morirse de risa como las de Mindy Kaling, Tina Fey, o Amy Poehler, vale la pena leerlas- y tomar nota.

  1. Ama tu cuerpo. TODO.

Si lo tienes, muéstralo. Y si estás atascada en él, que sea una razón más para hacer alarde. Hay partes de tu cuerpo que simplemente no puedes cambiar (no importa lo mucho que te esfuerces), así que ya es hora de mostrarle algo de amor. Porque cada cuerpo es un motivo de celebración.

  1. Toma un descanso de tu trabajo emocional

Es importante extender la cortesía laboral a ambos géneros. No permita que sus compañeros de trabajo masculinos, amigos o pareja se aprovechen de usted, por eso de que “las mujeres son mejores con los asuntos emocionales”, como recordar cumpleaños, planificar citas, o siempre brindar su servicio con una sonrisa.

  1. Pide lo que quieras en la alcoba- y no te detengas hasta conseguirlo.

¿Cuántas veces en el último mes tus necesidades sexuales fueron comprometidas u olvidadas por completo? Si la respuesta es más de cero, te mereces algo mejor. Y tú eres la única que puede conseguirlo.

  1. Crea algo.

Deja tu marca de este mes. Ya se trate de plantar algo, pintar, reutilizar algunos productos domésticos convirtiéndolos en algo divertido y útil, o comenzar esa novela que siempre has querido escribir. Decir  «Mira lo que he hecho», siempre da una sensación poderosa.

  1. Abraza tus defectos y trabaja en ellos

Haz un balance de tus fortalezas y debilidades. Acéptalas como algo inherente a tu personalidad. Entonces, piensa en estrategias para mejorar lo que se podría considerar que son tus debilidades. No podrás “arreglarlas” de la noche a la mañana-ni siquiera en un mes-pero la autorreflexión y el crecimiento personal pueden ayudarte a convertirte en esa mujer poderosa.

  1. Haz algo sola

No tienes que hacer ninguna declaración profunda del tipo profunda «Soy una mujer independiente que no necesita ningún hombre» para ir a cine o a un restaurante, a menos que quieras. Si no lo haces, piensa en otra actividad que usualmente haces con amigos (como ejercicio o ir de compras), y prueba hacerlo sola.

  1. Haz algo con tus amigos

Si, esto puede (y debe) incluir a tus amigos varones. Piensa en algo que normalmente haces sola, como cocinar tu plato favorito o ver un maratón de tu última obsesión en Netflix. Este mes, presenta esa actividad a tus amigos y crea un evento.

  1. Di «no» a algo sin ofrecer una explicación.

Ya se trate de una cita con alguien que no te interesa, o un proyecto de trabajo extra cuando tu agenda está llena, siempre tienes el derecho a decir «no», sin explicaciones. Guarda tu aliento para cosas más importantes, como inhalar de un vaso de tu vino favorito.

  1. Habla sobre tus intereses amorosos, y luego a otras cosas.

Ser una “mujer poderosa” no significa que no puedas obsesionarte con el chico o chica que te tiene flechada este mes. Adelante, disecciona su último mensaje de texto con tu grupo de amigos más cercanos. Después de que termines, enfoca la conversación en temas actuales como las elecciones, los avances tecnológicos, o el racismo.

  1. Asústate.

No te preocupes, no hay necesidad de vencer tu miedo más profundo y oscuro de un solo golpe. Solo haz algo pequeño y simple, pero que sin embargo te asuste. Tú eliges tu miedo y la forma de hacerle cara.

  1. Ignora una obligación.

¿Te ha pasado que hay una fiesta de una persona que no te gusta, pero sientes como que tienes que ir? Ignóralo. ¿Y esa clase de entrenamiento militar a la que tu amigo siempre te arrastra en las mañana? Quédate durmiendo. Mientras que algunas obligaciones no deben ser ignoradas, debes reconocer cuándo es el momento de darse un respiro.

 

  1. Conoce a un modelo de conducta femenina

Ponte al día durante el almuerzo con una mentora respetado. Tómate un café con una profesora influyente. Ve a una lectura y firma del libro de tu autora favorita. Cualquier cosa que hagas, estarás fortaleciendo el vínculo entre tú y la mujer que admiras. Doble poder femenino igual a doble diversión.

  1. Deja de excusar a otros, especialmente a los intereses amorosos.

El amigo que te deja plantada para la cena. El compañero de trabajo que está atrasado con su parte del proyecto. El chico que te gusta que no te ha respondido en el WhatsApp (desde la semana pasada). Reconoce a estas personas por lo que son, y ajusta tus expectativas en consecuencia.

  1. Dedícate a un proyecto que te apasione.

Deja de postergar ese proyecto que te apasiona para mañana, o para la próxima semana, o el próximo mes. La mujer que siempre quisiste ser está dentro de ti, y ella está lista para TRABAJAR.

  1. Haz una nueva amiga

En cuanto al tema de las amigas, ¿por qué no hacer una nueva? Preséntatele a esa divertida chica de tus clases de spinning, o pregúntale a una compañera de la oficina si quiere hacer algo después del trabajo. O si prefieres ir por el camino de los avances tecnológicos, prueba alguna aplicación para conocer personas.

  1. Deja de decir “Estoy aburrida”

En lugar de decir lo obvio, tómate un momento para pensar por qué estás aburrida. ¿Es porque solo usas las misma tres aplicaciones (y seamos realistas, las usas excesivamente) en todo el día?. Para combatir el aburrimiento, usa tu tiempo productivamente. Crea una lista de actividades y sácala cuando estés a punto de decir la palabra con “a”.

  1. Hazte menos disponible para los demás y más disponible para ti mismo.

Se llama misterio femenino por una razón, si? Sal de la red, solo por un día. Basta con poner tu teléfono en “No molestar” y dejarlo en otra habitación. Usa tu ininterrumpido tiempo a solas para reducir la velocidad y concentrarte en tus prioridades.

  1. Escribe un logro personal al día.

No todo el mundo tiene el tiempo para mantener un verdadero diario, pero cualquiera puede hacer tiempo para escribir un logro al día. Ya se trate de una presentación o de lavar los platos, te sentirás orgullosa cuando lo revises a final del mes.

  1. Toma fotografías… sin tener que subirlas a tus redes sociales.

Por mucho que odiemos admitirlo, el número de likes de nuestros “yo” virtuales, consigue afectar nuestra verdadera autoestima. Pero este es el asunto: si realmente te estás divirtiendo, no hay necesidad de documentarlo. Así que tómate un descanso de la búsqueda de Insta-aprobación, y vive como si nadie estuviera mirando.

  1. Haz algo que te haga sentir orgullosa de ser mujer.

Por último, pero no menos importante. Cualquier cosa que haga que quieras gritar “Wow, me siento como una mujer” a los cuatrovientos, HAZLO¡

Hemos llegado al fin.

Esperamos que hayas aprendido mucho con este listado, y comiences a empoderarte de tu feminidad a partir de hoy y en adelante.

Vía: Aplus

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *